Si de algo se aprende es de los errores de los demás y hoy te cuento esos que yo cometí y estancaron mi blog,  para que así tu no los cometas si te interesa el mundo blogger.

Mi primer blog fue pura pasión por escribir, no tenía idea de que se podía “vivir” de eso ni que alguien más que no fueran mis amigos cercanos lo podrían leer, no existían redes como ahora, creo que solo tenía Hi5, ¡Oh que días! Y eso de compartir tus post, tampoco existía y con esa idea escondida en mi mente abrí mi segundo blog.

Hice todas las de la ley, compré un dominio (el .com) para que fuera más fácil para los lectores y para que fuera más “movible” en Google, aprendí a manejar códigos html e instalé mi primera plantilla, la segunda, la tercera y hasta que me hice pro en codificación o experta punchadora como le digo yo, pero no presté atención a muchísimas cosas que necesitaba tener pendientes.


No recolectar correos electrónicos de lectores.
En los tiempos de mi primer blog, se tenían “seguidores”, sí igual que en Instagram, pero a estos no les llegaban grandes notificaciones y tenían que ser lectores asiduos de blog para notar que había una nueva publicación.

Nunca en mis primeros años de este blog, recolecté UN suscriptor, bueno si dos, mi misma  y mi pareja y aunque yo siempre supe la importancia de esto, no le presté atención ¡GRASO ERROR!

Imagina que entras a un blog y te encanta lo que encuentras, te pones a leer uno y otro artículo, pasas un buen rato leyendo, pero lamentablemente tu vida ajetreada no te permite hacer eso todos los días, pero seguro sí podrías leer algo directamente en tu bandeja de entrada, en tu correo personal, los que ahora se tienen en tu teléfono móvil, en tu mano y puedes leer el contenido sin moverte mucho, pero el blog no tiene por ningún lado una oferta de suscribirte. 

¿De verdad espero yo como bloguera que tú de la nada vas a entrar siempre una vez a la semana a ver si encuentras algo nuevo? ¡NO!

Cuando tienes una lista de correos, tienes una forma asegurada de que tus lectores van a regresar a tu blog, esto incrementara el tráfico, lo que ayuda con Google, y así tú estás creando una relación de confianza con tus lectores, además de darle peso e importancia a tu marca personal, lo que eventualmente te asegurará obtener ganancias económicas más fácil con tu blog.

Mientras más contenido tus lectores reciban de ti, más confianza en tus criterios y conocimientos tendrán y eso equivale a VENTAS.

Y lo más importante, ¿Qué pasa si mañana Instagram se cae? Quiénes van a leer los artículos que con tanto trabajo preparas y quiénes comprarán tus productos? ¡TU LISTA DE CONTACTOS DE CORREO!

Extra limitar tu contenido a un solo nicho
Contrario a lo que recomiendan los “expertos” en blogging, yo no creo en cerrar por completo tu nicho, sobre todo si tu blog va dirigido específicamente a mujeres; pues nosotras hacemos DE TODO UN POCO.
A mí no solo me gusta el maquillaje o la moda, ni los escritos de autoestima; también quiero reírme, aprender un poco de cocina o economía, conocer lugares a través de los ojos de mis blogueras favoritas, aprender a ahorrar y decorar mi casa bonita. Las mujeres siempre buscamos alguito de todo y limitar mi nicho a solo maquillaje y moda para tallas grandes, fue mi segundo error.

Yo soy una mujer de muchos talentos y mis seguidores empezaron a notarlo y empezaron a requerir de mi algo más, pero yo no les daba más y a medida que ya aprendían a maquillarse o ya sabían qué estilo de ropa les iba mejor, empezaron a dejar de leer; sería algo así como volver y volver a la clase de la universidad que ya pasaste en A, nadie lo hace, ¿Por qué mis seguidoras iban a seguir viendo los mismos tutoriales por varios años?

Así que mi nicho no podía ser solo moda y belleza, mi nicho era la mujer y ese es uno muy amplio y con mucho contenido.

Delimitar contenido a un solo país
Yo vivo en un país tropical, en el que siempre hace calor, en el que los productos que llegan son limitados, en el que las actividades sociales son casi siempre las mismas; esto se traduce a que; mis outfits siempre serán de verano, mis maquillajes siempre serán a prueba de sudor y en colores cálidos. 

En mi país solo se celebra la navidad, por lo que es la única decoración que se pone en la casa en todo el año, no se celebra Halloween, ni pascuas, ni muchísimas cosas que en la mayoría de países sí y eso se sigue traduciendo en que entonces mi contenido estaría extremadamente MUY limitado y alejaría a lectoras de todos los demás países donde sí se hagan todas esas cosas, lo que termina queriendo decir que mis visitas al blog estarían sumamente limitadas porque  ¿qué contenido encontrarán?  El mismo todo el año. Por eso debes crear contenido que atraiga a una audiencia mayor.

No analizar mis estadísticas
Este es el primer error del mundo blogging que cometes. Tus estadísticas son la voz de tus lectores, así de sencillo y a mí me costó un poco entenderlo, no porque no quise, realmente no lo entendía, no sabía qué significaban los números y los gráficos que Google me presentaba, tuve que leer muchos artículos especializados, suscribirme a todos los blogs en los que confiaba para poder lograr entenderlo y sentarme detenidamente a “analizar” lo que Google me analizaba, de lo que ustedes leían.


Tengo muchos artículos viejos con muy buenas visualizaciones en mi primer año del blog y yo no les presté atención. ¿De qué trataban esos post? ¿Qué les dejaban a ustedes que los leían? Entre ellos había un común denominador, en todos yo “ensañaba” algo y así fue como llegué a esta segunda etapa, en donde me voy a enfocar en lo que sus voces en silencio me dicen a través de las estadísticas, ya que les da vergüenza (o pereza) comentar.


El mal de la inconsistencia

Esta debe ser la enfermedad de los creadores de contenido online, el no tomarse las cosas lo suficientemente en serio como para ser consistentes, enfocarnos en la inmediatez y creer que en el primer año un post se va a viralizar y empezaran a llegar cheques de Adsense y promociones de grandes marcas. Aunque hay muchos casos, lamentablemente no es la generalidad y ahora con tantos creadores de contenido, lo es menos.

Cuando me puse a prestar atención y analicé el crecimiento e historia de mis bloggers favoritas, vi que ninguna lo logró de la noche a la mañana, cuando empezaron a ver ganancias reales, ya tenían varios años blogueando, pero todas tenían en común que fueron CONSISTENTES, nunca se detuvieron, prestaban atención a todos los puntos anteriores y seguían creando contenido de calidad y eso tuvo su recompensa, haciendo cuatro post en un mes y cero en tres, no iba a conseguir llegar a ningún lado.

No usar mis redes para promocionar mi blog

Siempre siento que estoy “molestando”, en todo, hasta en las cosas más sencillas y pensaba que promocionar “mucho” mi blog, sería molestar mis seguidores. Pero y ¿No son esos mismos los que van a venir a leer? O solo me siguen por mi hermosa carita? Algunos sí, pero otros, posiblemente la mayoría, están ahí porque les gusta mi contenido y mi visión ante la vida.

Cometía el error de crear un maravilloso post y ponerlo UNA VEZ en Instagram, Facebook y Twitter y me olvidaba de eso para siempre. ¿Por qué Elisa, por qué?

Ver “grandes” números muy pequeños

Entiendo que aquí entra el factor “la numerología de las redes”, ese mal que nos hace creer que lo mucho es muy poco. Ese mal que nos hace ver grandes números increíblemente pequeños y nos hace minimizar las ganancias que estamos teniendo.

En mi primer año en el blog, un blog que no se promocionaba, llegué a tener 300 visitas en muchos post, pero yo en mi afán de pensar que eso era muy poco, no lo veía como un logro, me auto saboteaba pensando que eso no era suficiente y me desanimaba.

TRESCIENTAS personas que se tomen el tiempo de entrar a tu plataforma digital y leer tu artículo, SON MUCHAS, 300 personas en una fiesta SON MUCHÍSIMAS, una boda que se hace para 300 personas es una EXAGERACIÓN, 300 dólares es bastante dinero, o por lo menos yo compro algunas cosas con eso. Pero no, estaba ahí cualquierizando esas personas que leían y no me esforzaba en crear mejor contenido y ser más consistente para esos y así atraer más.

No tratarlo como un trabajo

Si algo tienen en común todas las bloggers importantes a nivel mundial, es que han tratado su plataforma desde el día uno como si hubieran estado ganando mucho dinero y eso es algo que yo no hice. Tomar en serio tu blog y verlo como una futura fuente de ingreso es muy importante y el no hacerlo es uno de los peores errores que puedes cometer.

Si tienes un trabajo en una oficina y empiezas como una secretaria, ganando sueldo mínimo, pero te esfuerzas en dar lo mejor de ti, en ser la mejor secretaria de todo el universo, tus jefes y compañeros lo notarán y te aseguro que será más fácil que te tomen en cuenta para puestos más altos, pero si te la pasas mirando Netflix o hablando por Whatsapp con las amigas y todo tu ganado, nunca te tomarán en cuenta y siempre serás la secretaria que va a cumplir horario para poder cobrar su sueldo. Lo mismo pasa con el blog.


Que tanto tú como tu pareja, tu familia y tus amigos, vean tu blog como algo importante a lo que se le debe dedicar tiempo, es crucial para su crecimiento, de lo contrario siempre será el blog que postea de vez en cuando y que gana muy poco, o nada.


Como siempre les digo a mis amigos, ¡MÍRATE EN MI ESPEJO! Y no cometas los mismos errores, úsame como herramienta de ejemplo y presta atención a estos puntos, enfócate en mejorarlos y te aseguro que verás progreso en tu blog o en cualquier plataforma digital, esto aplica para absolutamente todo.

Personalmente en tres meses estoy viendo el progreso que no vi en años, simplemente prestando atención a estos 9 puntos. ¿Quieres conocer más trucos para crecer tus redes? Suscríbete al blog para que estés pendiente cuando lleguen los cursos GRATIS!

Y ahora dime, ¿Cuál de estos errores sientes que es el que más has cometido?