Unos le llaman mapa de sueños, otros, tablero de visualización o mapa de la prosperidad, pero sin importar el nombre que le des, esta es una de las herramientas más importantes asociadas a la ley de la atracción.

Mi forma de ver esa ley es completamente diferente, no creo en esa teoría de que todo se atrae por obra y gracia del espíritu santo, pues aunque entre sus nombres esté la palabra sueños, creo en un conjunto de acciones que te llevan a conseguir eso que estás visualizando, mas allá de solo soñar.

¿Qué es un tablero de la visualización?
Es una herramienta que te permitirá visualizar las cosas, metas o proyectos que quieres alcanzar a corto, mediano o largo plazo.

No es una tabla mágica con imágenes bonitas y frases motivadoras que te dará todo, es más bien un recordatorio de todas las acciones que debes tomar CONSTANTEMENTE para llegar a donde quieres, mediante el poder de la visualización y la ley de atracción que solo funciona si trabajas y das los pasos correctos.

¿Cómo hacer un tablero que sí funcione? Lee los siguientes puntos.

Crea una visión de tu vida.
¿Cómo te ves?
¿Dónde estás?
¿Qué estás haciendo?
¿Quién te acompaña?
¿Cómo está el clima?
Esto te ayudará a conectar con la energía real de lo que deseas.


Haz un listado de tus metas y resoluciones.
Luego de creada tu energía y visualizado tu futuro, llega el momento de la práctica. Un tablero nace con la creación de las metas, por eso debes escribir tus metas.  
Escribe todo lo que quieres y deseas, puede ser cualquier cosa, viajes, salud, dinero, amor; aquí el detalle está en que sepas exactamente lo que quieres y lo específicas que deben ser esas metas.

Si quieres un carro nuevo, debes especificar qué caro quieres, de qué color y qué modelo en específico. Poniendo solo una imagen de cualquier carro, no estás enviando las señales que el Universo necesita para trabajar por eso.

Haz un listado de hábitos
Con los años he aprendido que el tablero hace una cuarta parte del trabajo, la magia la otra cuarta parte y esa mitad que resta la haces tú; por eso es fundamental que hagas un listado de hábitos por cada una de esas metas que has escrito.

¿O acaso crees que vas a buscar imágenes bonitas y vas a esperar que las cosas lleguen solas a la puerta de tu casa? Dios dijo, ayúdate que yo te ayudaré y Él te debe encontrar trabajando por aquello que quieres para poder hacer su parte.

Por eso esta vez he creado la pirámide de visualización


Escribes tu meta, la visualizas y trabajas duro por ella para así poder alcanzar el éxito.

No lo hagas cuando no tienes ánimos
La energía que se transmite al tablero cuando lo estás creando es fundamental pues se traspasa, sí, en esa energía yo creo y tiene el mismo efecto en todas las cosas que hacemos.

Si no estás en conexión con la energía adecuada y por el contrario estás dudando cada vez que escribes algo o recortas una imagen, las cosas no sucederán.

DEBES CREERLO
DEBES SENTIR QUE LO MERECES

Elimina bloqueos mentales que te impones sobre si mereces o no lo que visualizas. Crea tu visión y conecta con la energía positiva de que sí lo conseguirás.


¿Cómo funciona?
Está demostrado que el cerebro humano funciona mejor con imágenes y por eso la importancia de colocar el tablero en un lugar que siempre puedas verlo, ya que cada vez que lo miras, tu inconsciente va memorizando esas imágenes y le va enviando señales a tu consciente de las cosas que DEBES hacer. Es un juego de imágenes y palabras dirigidas a nuestro cerebro.

Si no tienes un espacio en tu casa u oficina para hacer un tablero, no te preocupes, puedes hacerlo en tu agenda, en tu teléfono celular o en tu computadora y ponerlos como fondo de pantalla, el objetivo es que hacerlo te sirva como ejercicio para conectar con las cosas que quieres.

Pero tampoco es que lo hagas te olvides de él y esperes que la magia haga su trabajo, como dije, debes trabajar en los hábitos, en los pequeños pasos que das cada día para alcanzar lo que visualizaste; ya sea ahorrar, ejercitarte y hasta salir de tu casa para que el universo se encargue de poner en tu camino personas que ayudarán a la realización de esas cosas.
Siempre que puedas, mira tú tablero y usa el poder de la visualización. Míralo, pide lo que deseas, pero pídelo como que ya es tuyo, como que ya lo tienes.

Mira ese viaje que deseas y VISUALÍZATE allí; cierra tus ojos y mírate en tu nueva oficina. Créeme cuando te digo que el poder de la visualización sí funciona.

Hace 4 años, yo visualicé volver a viajar. Me vi en NYC con mi pareja, me veía en la casa de mi mamá, me veía haciendo cosas con mi hermano, me veía visitando los lugares que quería ir.

Todo lo anoté, escribí con detalles lo que quería hacer y ahí empecé a dar los pasos necesarios para conseguir mi visa. La primavera siguiente mi pareja y yo viajamos juntas por primera vez.

Esto lo recuerdo con un nudo en la garganta, pues me re conecta con el poder de visualizar, en ningún momento dudé de que lo conseguiría, conecté completamente con la energía, trabajé por ello y lo logré.

Con hacer tu tablero, hoja o collage de visualización no pierdes nada, inviertes algunos minutos de tu tiempo o gastas tinta de tu impresora, pero ganas esperanza, confianza y te motiva a trabajar con el enfoque en lo que verdaderamente quieres.

Cuéntame, ¿Harías un tablero de visualización? Te leo.