Por los siglos de los siglos se habla de metas y resoluciones de año nuevo yo las he hecho con mapa de sueños incluido; imágenes y letras que forman un collage de elementos inspirados en mis más profundos anhelos

Pero resulta que nada salió como lo “visualicé”, no alcancé mis metas y empecé a culparme y sentirme miserable.

Hasta que hace poco me di cuenta que una meta sin un plan de acción no es NADA. Un listado de resoluciones sin hábitos se convierte en absolutamente NADA y así fue como entendí que la solución es convertir mis metas y resoluciones en hábitos y acciones.

Una meta común es bajar de peso. Buscas en Pinterest imágenes que vayan acorde con la resolución, le pones colores y lo adornas de mil formas, pero no vas ningún día al gimnasio, no comes sano, no haces nada para cumplir esa meta y eso es porque no hiciste un listado de hábitos para conseguirlo, no realizaste ninguna acción que te encaminara.

“Una meta alcanzada es el conjunto de muchas acciones, es un conjunto de hábitos”

Entonces Elisa, ¿No hago listado de metas y resoluciones? Sí, debes hacerlo, pero dentro de cada una de ellas, debe existir un listado de pasos a seguir que lo complementen.

Este 2020 quiero ser más saludable, esa es la meta, pero para conseguirlo debo comer sano, levantarme más temprano, dormir mejor, ejercitarme, divertirme más y cada uno de esos puntos debe estar acompañado de un hábito que complete cada día.

¿Me vas entendiendo? Debo ser específica con lo que quiero, pero aun mucho más con lo que debo hacer; porque lamentablemente no hay varitas mágicas que me hagan perder peso, ahorrar dinero, o ninguna “meta” que me proponga.

¿Acaso en las carreras se llega a la meta sin correr?

Algo que he aprendido del método Bullet Journal para agendas, es llevar un control de absolutamente todo lo que haces con los “Habit trackers”. La hora en que te levantas, lo que comes cada día, las horas que lees, el tiempo que pasas con tu teléfono celular y la cantidad de agua que tomas en un día, entre muchos otros.

Este método te permite estar pendiente de tus hábitos y es una excelente forma de conscientemente medir lo que haces.

Si tu meta es ahorrar alguna cantidad de dinero, el llevar un control de tus gastos y tus hábitos de compra y consumo, te ayudará a ver en qué estás fallando o que debes mejorar.

No importa cuáles sean tus metas, es el conjunto de acciones que lleves a cabo cada día lo que te ayudará a alcanzarlas.


Mis metas, resoluciones y hábitos 2020

Este año he dejado que la década me sorprenda y no he hecho grandes metas ni resoluciones que nunca cumplo, he hecho en su lugar, un gran listado de hábitos que quiero llevar a cabo durante el próximo mes, si, mes, pues uno de los primeros consejos para lograr acostumbrarte a una vida de hábitos es el experimentar.

No presionarme con que DEBO hacerlo todos los días o mi vida fracasa, empezaré poco a poco, suavemente como Elvis Crespo y sé que sin darme cuenta, ya estaré acostumbrada a mi rutina mensual.

Ese es un resumen de las cosas que quiero implementar en este 2020 y si quieres hacer lo mismo, pulsa AQUÍ para que descargues la plantilla en blanco y puedas ponerla en tu agenda. También te dejo otros regalitos de los diseños que hice para mi agenda.